Licuadora fácil de limpiar

La facilidad de limpieza es una de las características más demandadas en cualquier electrodoméstico. Sin embargo, no todas la licuadoras cumplen en la práctica con este requisito, porque deben tener una electrónica, un diseño y unos materiales concretos para conseguirlo.

Hay que entender que para que una licuadora sea fácil de limpiar, también tiene que ser fácil de desmontar. Algo que tampoco cumplen todas ellas. En este artículo te vamos a contra todo lo que necesitas saber para elegir una que no te dé quebraderos de cabeza cuando llegue la hora de lavarlas. Además de una comparativa de modelos que cumplen con los requisitos.

¿Cuál es la licuadora más fácil de limpiar?

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Philips Viva HR1855/70 -... Philips Viva HR1855/70 -... 269 Opiniones 71,25 €
2 Moulinex Vitae JU200045 -... Moulinex Vitae JU200045 -... 488 Opiniones 34,99 €
3 Taylor Swoden Jazz –... Taylor Swoden Jazz –... 23 Opiniones 56,99 €
4 Taylor Swoden Slow joy -... Taylor Swoden Slow joy -... 14 Opiniones 141,99 €
5 homgeek Batidora de Vaso,... homgeek Batidora de Vaso,... 70 Opiniones 23,99 €
6 Licuadora Prensado en... Licuadora Prensado en... 64 Opiniones 89,99 €

La licuadora más fácil del limpiar sería aquella que reuniese todas las cualidades adecuadas para ello. Algo que rara vez se da en un mismo modelo:

  • Sistema de autolavado: es un sistema que aplica pequeños pulsos continuos para que el agua y el jabón que metamos en el vaso lleguen hasta su parte alta.
  • Materiales resistentes al lavavajillas: las que tienen el vaso de cristal son las mejores, pero si es de plástico debe estar indicado para lavaplatos
  • Fácil de desmontar para limpiarla: lo normal es que se saquen de la base con un simple giro, pero si es posible, no deben tener ninguna pieza extra que complique el desmontaje.
  • Sin recovecos donde no se pueda llegar: las licuadoras que tienen piezas fijas acopladas al vaso, tendrán huecos donde no se podrá limpiar eficazmente. Además de que con el paso del tiempo tendrán filtraciones que no serán fáciles de lavar. Normalmente son así porque están pensadas para limpiarse con el programa de autolavado, pero ese sistema solo es eficaz si se hace justo después de usarla. Si los residuos se secan tendrás que fregarla a mano en lugar de con el lavaplatos. Algo que tratamos de evitar en una licuadora fácil de limpiar.

Las licuadoras más fáciles de limpiar

Moulinex Vitae

La Vitae de Moulinex es una licuadora de centrifugado muy eficaz y con un buen precio. Funciona a 12.800 rpm para extraer todo el zumo de la pulpa y es muy sencilla de utilizar. La hemos incluido en esta lista porque además de esto es muy fácil de desmontar y todas las piezas que entran en contacto con los alimentos son resistentes al lavavajillas.

Su boca de llenado es de 5 cm de ancho, así que acepta sin problemas trozos de fruta y verdura de tamaño mediano, como gajos de naranja, un tronco de apio, zanahorias, etc. Además, la marca Moulinex tiene mucha experiencia en la fabricación de electrodomésticos y, si se cuida bien, puede durar muchos años.

Licuadora Prensado en Frio Aicok

Al tratarse de una licuadora de extracción lenta, es algo más fácil de limpiar que una de centrifugado por su construcción. Pero es que además trae sus propias herramientas de limpiado y, si no se quiere hacer a mano, todas su piezas son válidas para lavavajillas.

Este tipo de licuadoras no tritura los alimentos. Los presiona lentamente (entre 40 y 80 rpm), para extraerles el líquido y separar los residuos sólidos. Por eso, los jugos que se consiguen con ella son mucho más finos y mantienen más sus propiedades nutritivas por no elevar su temperatura y limitar su oxidación durante el proceso. La única desventaja es que es algo más cara, aunque sin perder la buena relación entre calidad y precio.

Philips Viva

Con este modelo de Philips volvemos al centrifugado, pero con unas cualidades algo diferentes a las demás que te mostramos en esta comparativa. Se trata de una licuadora con una boca de carga ancha de 7,5 centímetros. Así que es fácil introducir frutas cortadas por la mitad ahorrándonos gran parte del trabajo.

El único inconveniente que tienes que no cuenta con sistema antigoteo, Así que hay que tener cuidado para no manchar nada mientras se usa. Por lo demás, sus piezas también son compatibles con el lavaplatos, tiene función de autolavado y es fácil de desmontar en menos de un minuto.

Licuadora Orbital ExtremeTitanium 19000 Cecotec

Esta licuadora de centrifugado Cecotec es la más potente que te vamos a mostrar en esta comparativa. Sus 1.000 W de potencia permiten que la licuadora gire a 19.000 rpm. Lo que garantiza una extracción del zumo de la pulpa muy eficaz.

Su canal de entrada es de 6,5 cm, que es de un tamaño entre mediano y grande dentro de las opciones que hay en el mercado. En cuanto a su facilidad de limpiado, es sencilla de desmontar y todas las piezas son resistentes al lavaplatos. Además tiene un diseño más cuidado que los demás modelos que te mostramos.

Licuadora Twinzee

El último modelo que te mostramos es una licuadora que cumple también con todos los requisitos para limpiarse bien. Sus piezas son aptas para lavavajillas, es fácil de desmontar e incluye un cepillo para llegar a todos lados. Por fuera tiene superficies de metal, que son más fáciles de limpiar y aguantan mejor el paso del tiempo.

Además su boca de llenado es de 7,5 cm, que es de categoría grande comparado con sus competidoras, tiene potencia de sobra para realizar su tarea adecuadamente y es muy fácil de usar gracias a su mando con solo tres posiciones.

licuadora mas facil de limpiar

¿Cómo debe ser una licuadora fácil de limpiar?

Compatible con lavavajillas

Los materiales que se meten en un lavavajillas tienen que aguantar agua caliente de forma intensiva. Así que no compres una que no especifique que se puede lavar en lavaplatos. Si el vaso es de cristal mejor que mejor, porque ningún plástico aguanta tan bien esas condiciones.

Además, aunque las de plástico aguanten bien el calor, son propensos a coger los olores del lavaplatos y puedes acabar teniendo que cambiar de licuadora o al menos de recipiente. La tapa, también tiene que ser apta para lavavajillas, sin aberturas difíciles de limpiar y, si tiene varias piezas, que sean desmontables.

Se puede desmontar

No des por hecho que todas son completamente desmontables. Aunque el vaso o jarra siempre es extraíble para poder verter el contenido, puede llevarse consigo una pieza de plástico que la una a la base. Trata de evitar las licuadoras así, porque en el lavaplatos se deteriorarán las uniones y acabará teniendo pérdidas.

Gran boca de llenado

En el caso de las licuadoras de prensado en frío o de centrifugado un factor a tener en cuenta es la boca de llenado. Si es muy estrecha, tendrás que cortar todo lo que metas muy pequeño, lo que es una tarea mucho más engorrosa cada vez que te vayas a hacer un zumo.

Además, las que tienen una gran boca, normalmente es porque también tienen un sistema de extracción de zumo igualmente grande. Así que harán mejor su trabajo, que otras con estas partes móviles más pequeñas.

Con tecnología de autolimpieza o Quick Clean

Este sistema es muy útil, pero hay que ser metódico cada vez que se use la licuadora, porque si dejamos que se sequen los residuos no servirá de mucho. Por eso, cada vez que termines de hacer el zumo, puré, batido, smoothie o cualquier receta aplica el sistema de autolimpieza pronto.

Según el tipo de licuadora que uses, será necesario que agregues agua y jabón o solo agua. Cada una tiene su propio método y cada fabricante te dirá qué es lo que tienes que hacer exactamente.

Sistemas antigoteo

No hay nada mejor para limpiar menos que no ensuciar. Por eso, algunas licuadoras de centrifugado y de prensado en frío tienen un sistema antigoteo, que evita que acabemos manchando la encimera. Si te decantas por una de ellas, es mejor que lo tenga, si no quiere estar todo el día con el paño o papel de cocina en la mano.

Trucos para limpiar una licuadora

licuadoras faciles de limpiar

Limpiar una licuadora de vaso

El truco común a todos los tipos de licuadoras es ponerlas en funcionamiento con agua o agua y jabón si así lo especifica el fabricante. Las licuadoras de vaso son las que suelen admitir el uso del jabón en el proceso de limpiado. Después solo hay que encender el programa de autolavado y estará lista para usar con otros ingredientes o para guardar.

Limpiar una licuadora de prensado en frío

Las licuadoras de este tipo dan un poco más de trabajo para limpiarlas, porque además de encenderlas solo con agua para quitar los residuos más gordos hay que meter las piezas en el lavavajillas o lavarlas a mano. De todas formas, no es un proceso que te vaya a llevar más de 3 minutos.

Limpiar una licuadora de centrifugado

Estas son las más difíciles de limpiar porque tienen más filtros y sistemas. Sin embargo, el proceso es el mismo que en las licuadoras de prensado en frío: ponerlas al máximo solo con agua y después fregarlas a mano o meter las piezas en el lavaplatos. Si lo hacer ha mano pon especial atención a los tamices o filtros.

¿Por qué debes mantener limpia tu licuadora?

Los residuos de fruta y verdura deben retirarse lo antes posibles de estos aparatos, pero no solo por higiene, sino porque pueden deteriorar las piezas y el funcionamiento de la licuadora. Por ejemplo, los filtros deben estar completamente despejado porque si no se irán obstruyendo hasta dejar de cumplir su función adecuadamente. Las frutas ácidas se comerás poco a poco los plásticos de algunas piezas perdiendo su buen aspecto e integridad.

Si has llegado hasta aquí es que aún no lo tienes muy claro. ¿Cuánto te quieres gastar en tu nueva licuadora?

60€

*Mueve el slider para variar el precio

Deja un comentario

*

*